Estudiar en el extranjero es una de las principales metas que buscan las personas que desean mejorar su nivel inglés. Esto es así porque, al mismo tiempo de mejorar el idioma, esta experiencia les permite desarrollarse a nivel personal y profesional. Para que puedas aprovechar esta nueva aventura al máximo, te recomendamos que organices todos los pasos de tu viaje para asegurarte de que todo ocurra según tus planes, incluyendo la gestión de tus gastos habituales.
La principal preocupación que suelen tener nuestros estudiantes a la hora de venir a Irlanda son los recursos económicos. Los estudiantes que estudian cursos de larga duración (visa de 33 semanas) pueden trabajar legalmente en este país durante 20 semanales durante la mayor parte del año; y 40 horas semanales en dos periodos distintos: desde junio a septiembre y desde el 15 de diciembre hasta el 15 de enero. Sin embargo, te recomendamos que ahorres lo suficiente como para costear todos tus gastos mientras buscas un trabajo.
Aquí te proponemos algunas ideas:

1. Comida
Los alimentos ocupan una de las partes más importantes de los gastos de las personas. Lo más común es que los alumnos que abandonan sus casas por primera vez abandonan para vivir esta experiencia, no han tenido oportunidad de cocinar por sí mismos ya que vivían con sus familias. Por ello, comer en restaurantes puede que sea la opción más fácil, pero también puede ser la más cara. ¡Preparar tu propia comida puede ayudarte a ahorrar mucho dinero! Compra los ingredientes en un supermercado e intenta explorar tus habilidades culinarias. Puedes encontrar una nueva pasión y, por supuesto, ahorrar dinero que puedes invertir en otras cosas.

2. Transporte
Dublín es conocida por sus calles planas y fáciles de recorrer. Puedes visitar muchas atracciones simplemente caminando y, por supuesto, ahorrarás mucho dinero. Pero habrá ocasiones que tendrás que dar uso a medios de transporte. El transporte público en Dublín es excelente y puede salvarte en un día realmente lluvioso. Pero si caminas todos los días desde tu casa a la escuela y viceversa, además de ahorrar dinero, puedes descubrir nuevos lugares y explorar la ciudad de una manera que no podrías si utilizas el autobús todos los días. Otra buena opción es comprar una bicicleta. Dublín es una ciudad amiga de las bicicletas y puedes llegar a todas partes en cuestión de minutos y sin gastar dinero.

3. Entretenimiento
Buscar formas de ocio y entretenimiento es también una de las principales prioridades de toda la experiencia de estudiar en el extranjero. Tienes una ciudad completamente nueva frente a ti: pubs, castillos, museos, discotecas… por supuesto que puedes disfrutar (¡y debes hacerlo!). Sin embargo, si lo organizas correctamente, puedes hacer la mayoría de estas cosas de forma gratuita. Muchos de los museos en Dublín son gratuitos y, en los que hay pagar, suelen ser gratuitos una vez al mes, solo tienes que verificar las fechas y la disponibilidad. La mayoría de los clubes nocturnos también son gratuitos hasta cierta hora, entonces, ¿por qué no sales de tu casa más temprano y ahorras dinero?

Puedes tener una experiencia espectacular durante tu tiempo en Dublín sin gastar mucho dinero. Solo tienes que estar organizado. ¡Inténtalo!