El motivo que impulsa a personas de todo el mundo a venir a Irlanda no es única y exclusivamente para estudiar inglés. Creo firmemente que cuando las personas deciden viajar a un país europeo para aprender un idioma también lo hacen porque quieren vivir una de las mejores experiencias de sus vidas. Esto generalmente significa tener la oportunidad de viajar y visitar tantos nuevos lugares como sea posible. Además, muchos de nuestros estudiantes provienen de países muy lejanos, como Corea del Sur, Malasia, Panamá, Argentina o Brasil, por lo que es muy común que quieran aprovechar al máximo su estancia en Europa.

Pero hay un problema: los estudiantes generalmente no tienen mucho presupuesto y viajar es una actividad costosa. Sin embargo, sería una pena dejar de hacer algo que nos hace tan felices y nos permite conocernos mejor a nosotros mismos a través de los desafíos que nos vamos encontrando al viajar. Por esta razón, necesitas tener la mejor información para gastar la menor cantidad de dinero posible y ¡viajar tanto como puedas!

Cuándo y dónde comprar billetes de avión

Lo primero que debes tener en cuenta es que si deseas gastar menos, no puedes viajar en temporada alta. No elijas España en verano o Suiza en invierno porque te costará una fortuna. Lo mejor es hacerlo en temporada baja y así encontrarás precios mucho más económicos, tanto en los billetes de avión, como en el alojamiento.

Mi buscador de vuelos favorito y el que uso prácticamente siempre es Skyscanner. También suelo consultar directamente los sitios web de compañías de bajo coste como Ryanair o Aer Lingus. El precio de los vuelos varía considerablemente según el mes, el día e incluso la hora del vuelo. Skyscanner, por ejemplo, te permite comparar los precios de los vuelos durante el mes completo para que puedas ver, así, en qué días es más económico volar. Además, si evitas viajar los fines de semana y seleccionas viajes con escalas, el precio del vuelo será aún mejor.

Si lo único que te interesa es viajar y descubrir nuevos lugares, sin importar dónde exactamente, Skyscanner tiene una herramienta muy interesante para eso. Al seleccionar “Everywhere”, generará una lista de los vuelos más baratos desde tu aeropuerto local por orden de precio.

Otro aspecto a tener en cuenta es que no olvides realizar las búsquedas de vuelos en Internet a través de una ventana de incógnito. Esta herramienta evitará que se archive el historial de Internet, por lo que el sitio web no recordará cookies e información, y el algoritmo no aumentará el precio del vuelo si decides comprarlo más tarde.

Alojamiento: Couch Surfing, hostales o Airbnb

Encontrar alojamiento es probablemente la parte más costosa de viajar alrededor del mundo, así que debemos buscarlo y reservarlo con el tiempo suficiente para obtener los mejores precios. Mis sitios web favoritos para encontrar alojamiento son booking.ie y hostelworld.com. Te recomiendo que optes por hostales y albergues, que son más baratos que los hoteles o los bed and breakfasts. Muchos de ellos tienen una excelente atmósfera, llenos de jóvenes y viajeros de países extranjeros. Cuando encuentres un albergue con un precio decente, debes echarle un ojo a la calificación y los comentarios de las personas que han estado allí para verificar que valga la pena.

Cuando se viaja con un gran grupo de amigos, la mejor opción es Airbnb. Es un sitio web que conecta a las personas que tienen propiedades para alquilar con personas que necesitan un lugar donde quedarse durante las vacaciones. Hay miles de opciones, incluidos apartamentos, donde un grupo de amigos puede quedarse a un precio excelente y muchas veces más barato que un hotel. La web es muy útil e intuitiva. Una vez que hayas reservado, el propietario se pondrá en contacto contigo directamente para confirmar tu estancia.

Si no quieres gastar un centavo, hay una buena opción que he experimentado personalmente y que recomiendo hacer al menos una vez en tu vida: Couch Surfing. Es una web donde las personas te ofrecen la posibilidad de quedarte en sus casas, completamente gratis, en una habitación vacía o simplemente en su sofá. En este caso, lo que están pidiendo a cambio no es dinero sino una experiencia intercultural. Esta oportunidad única te permitirá no solo ahorrar dinero, sino también vivir la auténtica experiencia de alojarse con un local que te recomendará los mejores lugares de la ciudad o el país al que decidas viajar.

Comida barata no significa poco saludable

El tercer aspecto a tener en cuenta es la comida. Por supuesto que tenemos que comer durante nuestras vacaciones, pero ahorrar dinero no significa necesariamente comer comida basura. ¡De ningún modo! La información es poder, por ello ¡la tenemos que buscar! Trata de evitar los restaurantes turísticos, que generalmente son más caros, y pregunta a las personas locales dónde comer. Ellos sabrán mejor que nadie dónde comer buena comida a buen precio. Otra buena opción es hacer la compra en el supermercado, que es más barata, y prepararla en la cocina compartida de tu albergue.

Leave a Reply

fifteen + 11 =