Es probable que te hayan llegado rumores de que Irlanda es un país muy apasionado de los deportes. Déjame decirte que es una verdad como un templo. Si alguna vez tienes la oportunidad de ir a ver un partido al estadio, o incluso solamente verlo televisado en algún pub, te darás cuenta por qué esto es completamente cierto. Verás con tus propios ojos que significa “pasión” para los irlandeses y la gran importancia que le otorgan, no solo al apoyo sino también a la práctica de deportes.

A diferencia de otros países, el fútbol no es el deporte más popular en Irlanda, aunque si se considera, por supuesto, altamente valorado. No, en la Isla Esmeralda los que van a destacar por encima de todos como deportes favoritos son los tradicionales, el fútbol gaélico y el hurling, seguidos por el fútbol y el rugby.

Hurling

El Hurling es uno de los deportes tradicionales de este país, ya que ha nacido y solamente se practica en Irlanda. El juego se lleva a cabo utilizando una especie de bate llamado ‘hurl’ y una pelota, la ‘slioter’, que se debe transportar hasta la meta solamente golpeándola con el ‘hurl’. Durante cada partido se enfrentan dos equipos de 15 jugadores. Este deporte está organizado por la Gaelic Athletic Association, fundada en 1884, año en que las reglas del juego se estandarizaron. Se juega en todos los niveles, desde el amateur hasta el profesional, y los juegos se retransmiten en la televisión pública. Hoy en día el Hurling se considera, junto con el fútbol gaélico, es el más visto y practicado en la isla e incluso la mitología irlandesa nos cuenta historias sobre un guerrero llamado Cúchulainn y otros héroes que eran expertos jugadores de este deporte. Según expertos en el campo, los condados con más éxito son Cork, Kilkenny, Offaly y Tipperary. El Croke Park de Dublín es el lugar donde se celebran las finales del torneo a mediados de agosto y principios de septiembre.

Fútbol gaélico

Basado en un antiguo deporte irlandés llamado caid, el futbol gaélico se considera el deporte más popular en el país en términos de asistencia. Es muy similar al fútbol tradicional, pero con algunas diferencias. Organizado también por la Gaelic Athletic Association, el fútbol gaélico se juega con dos equipos de quince personas en un campo de césped rectangular y el objetivo es marcar gol, ya sea con los pies o las manos, en la portería con forma de H. El fútbol gaélico es uno de los pocos deportes estrictamente amateur en el mundo, lo que significa que nadie recibe ninguna forma de pago. El All-Ireland Senior Championship es considerado el evento más prestigioso de este deporte y cada año el estadio Croke Park atrae a unas 80,000 personas para disfrutarlo.

Rugby

Originalmente nacido en Inglaterra, el rugby es un deporte de contacto, jugado en equipo y practicado internacionalmente en todos los continentes del mundo, aunque destaca su presencia en las Islas Británicas incluyendo Irlanda. En este deporte el respeto por las reglas y las personas son lo más importante, fomentando la sociabilidad entre jugadores, árbitros, entrenadores y el público. The Ireland National Rugby Union Team representa a toda la isla de Irlanda, tanto la República de Irlanda como Irlanda del Norte, formando una única selección. Cada año se compite en la Six Nations Championship y cada cuatro años en la Copa Mundial de Rugby. Desde 1995, antes de comenzar cada partido todos escuchan el himno ‘Ireland’s Call’ (‘La llamada de Irlanda’). Este himno representa a cada una de las cuatro provincias irlandesas: Ulster, Leinster, Munster y Connacht.

Otros

Además de los deportes mencionados anteriormente, los irlandeses tienen un lugar especial en sus corazones para dos deportes más: el golf y las carreras de caballos. Al ser un país con abundantes paisajes verdes, Irlanda es el lugar perfecto para jugar al golf, y en las últimas décadas ha crecido en popularidad, tanto a nivel amateur como profesional. El país ha sido sede de las prestigiosas competiciones de Ryder Cup y Solheim Cup y ha producido un notable número de ganadores de Majors. Por otro lado, las carreras de caballos forman parte de la tradición y cultura irlandesa. Hay un gran número de festivales donde esta actividad es muy popular, como el Galway Races Summer Meeting Festival, el Irish National Hunt Festival en Kildare o el Leopardstown Christmas Racing Festival en Dublin.

Leave a Reply

1 × 4 =